Archivos de la categoría Madrid, Universidad Europea

http://arquitectura.uem.es

ex4[1]

El PFC era un simulacro de la vida fuera de la universidad

 ¿Qué ha sido lo más sobresaliente de su formación: lo que más le ha servido, lo que más le ha alumbrado? El proyecto de fin de carrera sin duda. El PFC, por lo menos tal y como se planteaba en mi escuela, era un simulacro de la vida fuera de la universidad, un ejercicio de madurez. Te ponía las pilas.

Ayer leí esto en el el blog de Anatxu en elpais.com, dentro de la línea de entrevistas a “otros Arquitectos”, se trataba de una entrevista a  Guillermo Trapiello.   No es nada frecuente escuchar buenas palabras sobre el Proyecto de Fin de Carrera de Arquitectura, cuando comencé esta web creí que era un problema vallisoletano pero en estos tres años he podido leer y escuchar truculentas historias en escuelas a lo largo y ancho de España.

Indagando un poco sobre el PFC de Guillermo lo he hallado publicado en ex-work, el tumblr en el que se publican algunos de los proyectos dirigidos por aceboXalonso. De ese taller también salió el proyecto de Gonzalo del Val , que ha recibido multitud de premios y tuvimos el placer de publicar hace meses.

Entre mis defectos está compartir un extendido prejuicio contra las universidades privadas, pero cada vez más veo que en esos centros salen profesionales bien formados y llenos de emoción. Pero principalmente creo que a quien corresponde felicitar hoy es a Victoria Acebo y Ángel Alonso por enseñar, y enseñar bien.

 

070227_uem_img468[1]

PFC en la Universidad Europea de Madrid

Un compañero de la Universidad Europea de Madrid, que por motivos personales prefiere que no mencione su nombre, ha tenido la enorme amabilidad de explicarnos el funcionamiento del Proyecto de Fin de Carrera de Arquitectura en su Escuela.

Me he permitido reordenar su texto para diferenciar entre mecánica del ejercicio y las impresiones personales

Con este artículo se pretende dar las pautas básicas del funcionamiento del “Proyecto de Fin de Carrera” en la Universidad Europea de Madrid.

El sistema es el siguiente:

1. El alumno tiene la posibilidad de cursar proyectos de quinto en un semestre (actualmente en un trimestre con 10 horas semanales de proyectos), con el fin de continuar el resto del año este proyecto como su PFC. Aquí radica una de las pocas grandes ventajas y bastantes útiles. Por poner un pero, el hecho de desarrollar un proyecto de gran envergadura en tan poco tiempo, lleva en muchos casos a que los alumnos tras aprobar quinto se replanteen cambiar de enunciado, hacer muchos cambios en el proyecto o volverlo a empezar.

2. Los enunciados pueden ser libres, siempre y cuando sean validados previa consulta. El alumno también tiene la posibilidad de coger cualquier de los enunciados que se hayan desarrollado en quinto o que estén desarrollándose en los talleres de PFC.

3. La asignatura de PFC tiene 3 créditos. Y con ello tienes derecho a unos talleres semanales con unos tutores. Cada alumno puede continuar con el profesor de quinto como tutor de PFC o si quiere asistir a alguno de los otros talleres deberá de recibir el visto bueno enseñando su proyecto al nuevo tutor. Los talleres están compuestos por dos profesores de proyectos, uno de construcción, otro de estructura, otro de urbanismo y otro de instalaciones. Aunque la precaria situación general actual hace que estos tutores secundarios sean compartidos por todos los grupos y no sea fácil corregir con ellos.

4. El alumno puede asistir todas las semanas a los talleres, pero el alto número de suspensos ha provocado la saturación de estos, dándose el caso de que en algunos grupos tras casi tres meses alumnos no han conseguido corregir. Pero es bastante positivo poder presenciar las correcciones de los proyectos de los compañeros, ya que muchos comparten parcela contigo.

5. Para poder entregar el PFC debe ser firmado por todos los tutores que conforman tu taller. Los profesores elaboran un informe indicando la situación del proyecto y del alumno. En los casos que al alumno se le agotan las convocatorias, pueden pedir al tribunal que se recomienda dar una prórroga para contemplar al alumno.

6. Los alumnos que agotan las convocatorias del taller, tienen la posibilidad de corregir con un tutor personal. La escuela actualmente tiene tres tutores nombrados. Esta posibilidad provoca que al salirse el alumno del sistema de talleres tenga mayor libertad a la hora de elegir la convocatoria de entrega. Aunque al ser nueva esta figura, aún no podemos asegurar como funciona.

7. Existen, tras el cambio de reglamento del año pasado, tres convocatorias anuales a las que puede presentarse el alumno. El tribunal cambiará tras estas tres convocatorias que contemplan un año académico. Está conformado por dos profesores de la Escuela y un arquitecto invitado. Las convocatorias se corresponden a los meses de Marzo, Junio y Noviembre bajo este nuevo marco. Cuando el alumno agota estas tres convocatorias tiene derecho a pedir una prórroga para presentar en una convocatoria más (lo normal es que si el proyecto tiene posibilidades te la den), pero te puedes encontrar con la situación de que tras estar trabajando durante un año y pico te manden cambiar de enunciado y, por lo tanto, de proyecto.

8. Los alumnos entregarán en la convocatoria marcada. Y durante la semana siguiente se les cita para exponer públicamente sus proyectos. En exposiciones que duran unos 8 minutos. El tribunal antes de esto ya habrá mirado tu entrega y, normalmente, ya tiene una valoración estimada sobre tu nota. Cuando acaban estas exposiciones durante la semana, sacan las notas. Que se pueden resumir en tres tipos: suspensos, aprobados con un cinco y aprobados con un seis con asterisco. Sólo estos últimos tienen derecho a exponer públicamente de nuevo una semana después para poder subir nota.

9. Posteriormente a la publicación de las notas se le recomienda a los alumnos suspensos ir a una revisión donde se le darán unas pautas sobre lo que considera el tribunal que tiene cambiar. Pueden recomendarte empezar de nuevo también.

 

Intentar matizar que el carácter privado de la universidad no debiera estar relacionado con la facilidad en la obtención del título. De hecho las actas de las notas de los últimos meses muestran porcentajes de suspensos superiores al 50% en el PFC. Las universidades privadas tienen el “hándicap” de las críticas vertidas sobre su facilidad para aprobar o no porque se paga. Como todo en la vida, los habrá que se salgan de lo que debería ser normal. Pero lo único que ha ocurrido con esto es que el nivel de exigencia en PFC sea “bestial”, con el fin de dar nombre a la universidad. Algo así han vivido otras universidades como Valladolid, que ha cometido el error de intentar ganar prestigio en base a la dureza. Los últimos premios de universidades en cuanto a PFC demuestran el altísimo nivel de los proyectos de los alumnos en la Universidad Europea de Madrid.

Defectos que se detectan del sistema:

- El tribunal actual corrige con el expediente en la mano del alumno. Algo que parece poco profesional, subjetivo y que minusvalora al alumno. Que mis notas sean más altas o más bajas no deberían afectar en mí calificación final. El alumno que es capaz de llegar hasta el PFC es tan válido como cualquier otro.
- El sistema de exigencia que presenta el tribunal provoca que la posibilidad que tiene el alumno de entregar en seis-nueve meses se convierta en un calvario que supera en el 90% de los casos el año-año y medio.
- Al alumno se le ofertan unos talleres que van de dos a seis horas de duración semanales que realmente no puede aprovechar, ya que el número de suspensos provocan un “atasco” tan grande que los que llegan nuevos a los talleres tienen que esperar a que los más veteranos aprueben para poder corregir.
-No se comprende que si tu proyecto está tutorado y firmado por un profesor de la escuela, se menoscabe su capacidad con tantos suspensos. O los profesores son muy malos y hay que cambiarlos o el sistema no funciona.
- No se entiende que el alumno tenga que trabajar bajo unos límites de tiempo, con el riesgo de que si pierde sus tres convocatorias del año pueda tener que empezar un proyecto nuevo. No se equipara a la posibilidad de incorporar al alumno a un mercado laboral que ya de por sí es bastante precario.
- No tiene sentido la primera exposición pública si se ha demostrado que previa a la exposición la mayoría de las notas las tienen decididas. Sería más lógico proponer entregas anónimas. O sino, que la exposición pública sea previa a la corrección de tu entrega, teniendo así la posibilidad de explicar previamente en la exposición tu proyecto. en muchos casos el tribunal no llega a entender la complejidad de algunos sistemas desarrollados por el alumno.

 

La información puede tener algunos errores que si alguien detecta se pueden corregir, pero más o menos este es el funcionamiento. Compartimos como comentan otras universidades que no tiene sentido un número tan alto de suspensos, cuando estamos validando los conocimientos de nuestra carrera.

Hemos tenido el gusto de publicar dos proyectos de esta Uniersidad, el de Erika y el de Gonzalo a quien también tuvimos el placer de entrevistar y nos contó sus impresiones acerca del Proyecto de Fin de Carrera y la profesión.

info-cicec

Centro de Intercambio Cultural, PFC de Erika Valle

Al Sur de Madrid, en el barrio de Legazpi y en entorno delimitado por grandes infraestructuras,el Centro de intercambio Cultural España-China, CICEC, formaría junto al Matadero un gran núcleo cultural junto al Manzanares. El proyecto consta de 4 partes programáticas, una residencia, un centro de intercambio comercial, centro de intercambio cultural y centro de celebraciones, todo ello envuelto por una cubierta-plaza que conecta con la actuación Madrid-rio, regalando todo el espacio a la ciudad.

El edificio se compone de dos plantas que se ensanchan o estrechan en función de las necesidades, se busca trazar un sentido peatonal de los alrededores y crear un espacio dinamico, entrada, pasillo y circulación son su conceptos clave.

Se busca la unidad y continuidad del conjunto a través una fachada que unifica el proyecto,  formada por unos paneles que se repiten transversales a todo el perímetro de y cuyo  ritmo cambia en función del ambiente exterior, mas tupida cuanto más hostil es el entorno para abrirse al interior abrazando la plaza urbana.

    

La estructura es de hormigón prefabricado, pilares con ménsulas en las que se apoyan las vigas en I transversalmente a las fachadas y sobre ellas se apoyan losas alveolares pretensadas siguiendo el sentido del recorrido y facilitando así los cambios de altura de cubierta y forjados.

    

 

El ejercicio fue calificado con un 7 en la Universidad Europea de Madrid en la convocatoria de octubre de 2011.  Puedes seguir la trayectoria profesional de Erika en su web www.todondesign.com.

 

Podéis ver el proyecto completo aquí debajo salvo si navegas desde un Iphone, Ipad u otro dispositivoc que no soporte flash, en tal caso haz clic aquí por favor:  http://issuu.com/todoondesign/docs/_pfc_erika_valle?mode=window

[issuu viewMode=singlePage width=600 height=320 embedBackground=%23000000 backgroundColor=%23222222 documentId=120727060918-c1fd59986e8742c0be4718c2d3eeeb19 name=_pfc_erika_valle username=todoondesign tag=arquitectura unit=px v=2]

P11-1345_passphoto[1]

Entrevista a Gonzalo del Val

Los Arquitectos siempre andamos a la gresca con otros gremios por temas de competencias, hoy yo hago una entrevista y bien podría venir un periodista a acusarme de intrusismo. Quien sabe, quizás hasta tuviese algo de razón, o puede que seamos nosotros quienes erremos al reclamar competencias exclusivas.

Divagaciones a un lado, no son mis preguntas sino las respuestas las que dan valor al texto, espero que os interese y las comentéis. Gonzalo del Val es un joven Arquitecto cuyo PFC publicamos hace unos días, hoy responde a unas cuestiones que me parecían interesantes, ojalá también a vosotros os lo parezca y sugieran algún debate.

 

Te titulaste hace dos años ¿en qué andas ahora?.

Estoy trabajando en dos campos complementarios, por un lado estoy arrancando con mi propia oficina, empezando a construir un imaginario y pensamiento personal, y por otro lado imparto clases de proyectos como profesor de la Universidad Europea de Madrid.

¿Por qué Arquitectura?

De algún modo la arquitectura ha sido un bonito matrimonio de conveniencia. Hace diez años, la arquitectura se situaba en los artículos de periódicos como una de las carreras con más salidas, ahora ya sabemos que no… Entre ese contexto tan atractivo y una pasión desmedida por esta profesión, resulto un matrimonio muy feliz.

¿Por qué la UEM entre la oferta que tienes en Madrid?

Esta cuestión me interesa especialmente. Sinceramente, el colegio nunca me apasionó y no pude entrar en una universidad pública, pero sabía a que me quería dedicar. Los sistemas de selección se basan en notas medias de asignaturas que apenas tienen algo que ver con las carreras, y no existen métodos donde medir la motivación o la pasión por una profesión. La Universidad Europea de Madrid ofrecía la posibilidad de optar a una escuela de calidad en una gran metrópolis como Madrid sin esta barrera institucional, los resultados obviamente han sido geniales. De algún modo, como comenta Richard Sennet, la motivación importa más que el talento, y esta situación debería ser reconsiderada por las escuelas públicas, complementándose con otros métodos de selección, capaces de captar mentes inquietas que no se amoldan a los criterios institucionalizados.

Al presentar el PFC ¿estabas seguro de que aprobarías?, ¿qué sensación tuviste al saber que habías aprobado el PFC?.

Mi dedicación a las asignaturas de proyectos siempre ha sido total, con buenos resultados, así que estaba seguro de que el proyecto estaba aprobado. Mi objetivo era más ambicioso. Al final se calificó con Matricula de Honor, algo que no esperaba y más siendo la primera matrícula que se concedía en la escuela de arquitectura de la UEM. La satisfacción es enorme cuando existe reconocimiento por un trabajo, pero la mejor sensación es la personal, el deseo cumplido de realizar bien un trabajo…


Tu PFC ha recibido numerosos premios, publicaciones y menciones ¿qué reconocimiento te ha alegrado más?

Seguramente el reconocimiento más importante, por dos cuestiones, ha sido el premio Pasajes-Iguzzinni.

Por un lado, esta la importante dotación económica, que me ha servido como mecenazgo para empezar en esta profesión, algo que siempre estaré agradecido. Por otro lado, este premio bianual lleva ya cinco ediciones, esto significa que desde que empecé la carrera ha estado presente, marcando un objetivo muy lejano. Siempre he tenido muchísimo interés por los proyectos seleccionados, todos proyectos maravillosos, y formar parte de esa red es un orgullo.

(Nota: Se supone que Gonzalo debería haber respondido “el más importante ha sido que Arquitectura PFC publicase mi proyecto y me entrevistase”, pero no sé qué ha ocurrido, se ha despistado :-D)


En esos premios son muy frecuentes proyectos de tu escuela, ¿dirías que se trata de algo circunstancial, que es una prueba de su buenhacer o que los PFCs de las escuelas privadas se plantean de manera que puedan optar más fácilmente a esos reconocimientos?.
Creo que es una cuestión de posicionamiento. La amplitud del mundo arquitectónico permite situarnos en diferentes puntos. Pienso que esta situación ha permitido concentrar esfuerzos y especificar intereses en la escuela. Hay éxitos porque hay una apuesta por la producción de pensamiento, construyendo proyectos en donde no sólo se pretende la excelencia en el desarrollo, en la construcción, sino también excelencia en la radicalidad, en la actitud crítica, en la investigación o en el pensamiento que lleva detrás un ejercicio.
Pregunta trampa, el día que te titulaste ¿habrías sido capaz de llevar a cabo este proyecto hasta el final de obra?.
Evidentemente no. No creo que la meta de un fin de carrera sea saberlo construir hasta el final, eso solo se aprende cuando tienes delante una obra, cuando se cruza la representación. El fin de carrera es una fina linea entre la capacidad de especulación y la resolución. Proporciona herramientas para enfrentarse a los problemas que siguen a continuación, a mantener posturas de interés, a construir un marco intelectual que ayude a mantener las ideas de la propuesta en el largo proceso de la obra y como enfrentarse de forma propositiva a todas las ortodoxias que conforman un proyecto.

Si la respuesta es no, ¿cómo crees que debería plantearse el PFC, como un ejercicio propositivo y creativo a riesgo de que no todos los aspectos se resuelvan correctamente o bien como algo más acotado en el que aplicar los conocimientos adquiridos?.
Dicho que otra manera ¿qué te parecería que el PFC fuese un pequeño edificio de viviendas y el aprobado fuese asociado a que el proyecto pudiese obtener el visado y ser construido.

Lo más bonito de la arquitectura es su naturaleza compleja. Creo que un PFC debe servir para desarrollar de manera radical los intereses de cada arquitecto. Es un error que un estudiante que pretenda dedicarse a la tasación se le exija refinamiento gráfico o que un investigador deba afinar una memoria de presupuestos.

Lo importante es llevar cada interés al extremo como método para desarrollar una buena inteligencia profesional.

La pregunta original del día, ¿cómo ves la situación del Arquitecto en esta crisis?

Es un momento muy apasionante, lleno de nuevas oportunidades aún sin descubrir. Toca convertirse en exploradores empresariales, en sabuesos de encargos, en artesanos de la proposición… debemos encontrar nuevos métodos para nuevos tiempos.

Hay más de 30 escuelas de Arquitectura en España y no reducen el número de matrículas, mientras los visados son escasos ¿cual es el paso, reducir alumnos y escuelas o concienciarse de que muchos arquitectos nunca edificaremos y hay otras formas de ser Arquitecto?.

Sin duda existen muchas formas de hacer arquitectura o ser arquitecto. Esta labor pertenece a las escuelas y su función reside en trabajar con modelos abiertos que permitan a los estudiantes adentrarse en campos más experimentales o lejanos. Las escuelas de arquitectura necesitan ahora más que nunca colaborar con otras disciplinas, para crear pensadores, técnicos, mentes activas y creativas, capaces de encontrar campos vacíos que llenar con nuevas iniciativas.

Dile algo a ese chaval de 18 años que está a punto de comenzar sus estudios de Arquitectura. También algo a quien esté enfrascado en su Proyecto de Fin de Carrera.

Divertiros!! ;)

 

 

Muchas gracias por tu tiempo Gonzalo, suerte en lo que emprendas.

NEU-portada

Nueva Estación del Zoo de Berlín, PFC de Gonzalo del Val

Ya habíamos hablado sobre este proyecto con motivo de los Premios Pasajes-Iguzzini, pero hoy tenemos el honor, y el gusto, de poder mostrarlo al completo en un artículo dedicado.

Más allá de la excelencia de su ejercicio si algo nos motivó a contactar con Gonzalo fue su palmarés tras recibir el Premio Pasajes-Iguzzini, el Premio Veteco-Asvafe, ser seleccionado en Archiprix 2011, y seleccionado en la XI Bienal, sin obviar el principal, el reconocimiento del Tribunal de la Universidad Europea de Madrid.

La Nueva Estación del Zoo, Neu Bahnhof Zoologischer Garten, sustituye la actual estación ferroviaria del Zoo de Berlín por una gran infraestructura creativa. El emplazamiento se encuentra en una posición fronteriza entre varios programas urbanos: áreas de turismo, programas empresariales, culturales y espacios verdes, destacando, la red de la universidad técnica de Berlín, fuente de talento creativo necesario para este proyecto. Se propone pues, un programa capaz de potenciar y expandir la cultura del conocimiento a través de una red abierta de trabajo colaborativo entre programa privado y público, tratando de que la arquitectura funcione como un motor de inteligencia social.

Formalmente es, esto es cosa mía, es un circuito integrado, un chip, en el circuito superior se alojaría la sede de Google, sostenida sobre varias “patas”en las que se alojan otros equipos creativos, en contacto con el suelo.

  

La vía de tren, que tradicionalmente dividiría la ciudad, pasa bajo “las patas”, la Infraestructura Creativa cose la herida, los trenes pasan “entre las patas”, así será un sistema de hiperconexión tanto en el barrio como en el territorio. Así un punto de paso, una calle cubierta, se transforma en un lugar, y a la vez en un punto e expansión que evoluciona el tejido social.

 Las fachadas responden, como no podría ser de otra manera, al entorno con un desafío excepcional, hacia el interior éste es una estación de tren. Al exterior un muro cortina se adecúa a cada espacio de trabajo, mientras que y la que encara al tren que se llena de señalética visual y sonora además de elementos de aislamiento acústico.

  

   Toda la aparente complejidad del edificio desaparece cuando se explica su estructura, el edificio se sostiene en pórticos triangulados transversales, a modo de caballetes apoyados en tres patas ordenados alternativamente. La estación de tren seguirá funcionando durante la construcción, esto se aprovecha despiezando la estructura en nudos fabricados en taller y utilizando el ferrocarril para traer todo el material desde las fábricas.

En el apartado de instalaciones es muy destaca el estudio del calor generado por las granjas de servidores para recuperarlo en la climatización del resto de usos llegando ahorrarse un 55% de la energía necesaria sin este aprovechamiento.

Puedes ver el proyecto completo aquí debajo. El visor utiliza flash de modo que si tu dispositivo no admite esa programación (Ipad o Iphone entre otros) haz clic en este enlace.

[issuu viewMode=singlePage width=660 height=420 embedBackground=%23000000 shareMenuEnabled=false printButtonEnabled=false backgroundColor=%23222222 documentId=120729154442-e59faec9c0a840689a31ad0a99ab1c48 name=pfc-gonzalo_del_val username=kikegarcia6 tag=arqpfc unit=px v=2]

Para saber más sobre el autor o contactar con él puedes visitar su web, http://www.gonzalodelval.com/

marzo_03[1]

EX work

Desde hace unos años el sistema de trabajo en la Universidad Europea de Madrid se basa en el Taller, proyectos a punto de entregarse y otros en sus comienzos se exponen y discuten, en lugar de ante único tutor, con un equipo de profesores el que de manera simultánea trata todos los temas implicados en un Proyecto de Fin de Carrera de Arquitectura.

EX es el tumblelog donde el Taller “liderado” (sea o no así son los nombres más resultones) por Victoria Acebo y Ángel Alonso, aceboXalonso, presentan una muestra de los mejores trabajos desarrollados en él.

Además de los citados forman parte del taller Jesús Hierro en Estructuras, José Jurado en Construcción, Iñaki Leite en Instalaciones y Chema García-Pablos en Urbanismo. Hasta la fecha (según dicen en el tumble) en el taller se han elaborado 38 PFCs de los cuales 1 Matrícula de Honor, 9 sobresalientes y 10 notables.

Algunos además muchos de ellos han sido reconocidos puertas afuera de la Universidad en premios y concursos como el Pasajes Iguzzini, Archiprix o Veteco.

http://ex-work.tumblr.com/