Archivos de la categoría Madrid, Universidad Europea

http://arquitectura.uem.es

Imagen%20web_Luz%20y%20Arquitectura[1]

I Premio Proyecto Fin de Carrera “Luz y Arquitectura“

La Cátedra “Luz y Arquitectura” de la Universidad Europea de Madrid junto con Philips Ibérica convoca el  “I Premio Luz y Arquitectura” a los más innovadores Proyectos Fin de Carrera de Arquitectura de España y Portugal.

El plazo de inscripción se ha ampliado hasta el próximo 15 de diciembre. Se otorga un primer premio de 1000 € y un viaje a Eindhoven, y dos menciones.

Consulta las Bases completas

 

ex4[1]

El PFC era un simulacro de la vida fuera de la universidad

 ¿Qué ha sido lo más sobresaliente de su formación: lo que más le ha servido, lo que más le ha alumbrado? El proyecto de fin de carrera sin duda. El PFC, por lo menos tal y como se planteaba en mi escuela, era un simulacro de la vida fuera de la universidad, un ejercicio de madurez. Te ponía las pilas.

Ayer leí esto en el el blog de Anatxu en elpais.com, dentro de la línea de entrevistas a “otros Arquitectos”, se trataba de una entrevista a  Guillermo Trapiello.   No es nada frecuente escuchar buenas palabras sobre el Proyecto de Fin de Carrera de Arquitectura, cuando comencé esta web creí que era un problema vallisoletano pero en estos tres años he podido leer y escuchar truculentas historias en escuelas a lo largo y ancho de España.

Indagando un poco sobre el PFC de Guillermo lo he hallado publicado en ex-work, el tumblr en el que se publican algunos de los proyectos dirigidos por aceboXalonso. De ese taller también salió el proyecto de Gonzalo del Val , que ha recibido multitud de premios y tuvimos el placer de publicar hace meses.

Entre mis defectos está compartir un extendido prejuicio contra las universidades privadas, pero cada vez más veo que en esos centros salen profesionales bien formados y llenos de emoción. Pero principalmente creo que a quien corresponde felicitar hoy es a Victoria Acebo y Ángel Alonso por enseñar, y enseñar bien.

 

070227_uem_img468[1]

PFC en la Universidad Europea de Madrid

Un compañero de la Universidad Europea de Madrid, que por motivos personales prefiere que no mencione su nombre, ha tenido la enorme amabilidad de explicarnos el funcionamiento del Proyecto de Fin de Carrera de Arquitectura en su Escuela.

Me he permitido reordenar su texto para diferenciar entre mecánica del ejercicio y las impresiones personales

Con este artículo se pretende dar las pautas básicas del funcionamiento del “Proyecto de Fin de Carrera” en la Universidad Europea de Madrid.

El sistema es el siguiente:

1. El alumno tiene la posibilidad de cursar proyectos de quinto en un semestre (actualmente en un trimestre con 10 horas semanales de proyectos), con el fin de continuar el resto del año este proyecto como su PFC. Aquí radica una de las pocas grandes ventajas y bastantes útiles. Por poner un pero, el hecho de desarrollar un proyecto de gran envergadura en tan poco tiempo, lleva en muchos casos a que los alumnos tras aprobar quinto se replanteen cambiar de enunciado, hacer muchos cambios en el proyecto o volverlo a empezar.

2. Los enunciados pueden ser libres, siempre y cuando sean validados previa consulta. El alumno también tiene la posibilidad de coger cualquier de los enunciados que se hayan desarrollado en quinto o que estén desarrollándose en los talleres de PFC.

3. La asignatura de PFC tiene 3 créditos. Y con ello tienes derecho a unos talleres semanales con unos tutores. Cada alumno puede continuar con el profesor de quinto como tutor de PFC o si quiere asistir a alguno de los otros talleres deberá de recibir el visto bueno enseñando su proyecto al nuevo tutor. Los talleres están compuestos por dos profesores de proyectos, uno de construcción, otro de estructura, otro de urbanismo y otro de instalaciones. Aunque la precaria situación general actual hace que estos tutores secundarios sean compartidos por todos los grupos y no sea fácil corregir con ellos.

4. El alumno puede asistir todas las semanas a los talleres, pero el alto número de suspensos ha provocado la saturación de estos, dándose el caso de que en algunos grupos tras casi tres meses alumnos no han conseguido corregir. Pero es bastante positivo poder presenciar las correcciones de los proyectos de los compañeros, ya que muchos comparten parcela contigo.

5. Para poder entregar el PFC debe ser firmado por todos los tutores que conforman tu taller. Los profesores elaboran un informe indicando la situación del proyecto y del alumno. En los casos que al alumno se le agotan las convocatorias, pueden pedir al tribunal que se recomienda dar una prórroga para contemplar al alumno.

6. Los alumnos que agotan las convocatorias del taller, tienen la posibilidad de corregir con un tutor personal. La escuela actualmente tiene tres tutores nombrados. Esta posibilidad provoca que al salirse el alumno del sistema de talleres tenga mayor libertad a la hora de elegir la convocatoria de entrega. Aunque al ser nueva esta figura, aún no podemos asegurar como funciona.

7. Existen, tras el cambio de reglamento del año pasado, tres convocatorias anuales a las que puede presentarse el alumno. El tribunal cambiará tras estas tres convocatorias que contemplan un año académico. Está conformado por dos profesores de la Escuela y un arquitecto invitado. Las convocatorias se corresponden a los meses de Marzo, Junio y Noviembre bajo este nuevo marco. Cuando el alumno agota estas tres convocatorias tiene derecho a pedir una prórroga para presentar en una convocatoria más (lo normal es que si el proyecto tiene posibilidades te la den), pero te puedes encontrar con la situación de que tras estar trabajando durante un año y pico te manden cambiar de enunciado y, por lo tanto, de proyecto.

8. Los alumnos entregarán en la convocatoria marcada. Y durante la semana siguiente se les cita para exponer públicamente sus proyectos. En exposiciones que duran unos 8 minutos. El tribunal antes de esto ya habrá mirado tu entrega y, normalmente, ya tiene una valoración estimada sobre tu nota. Cuando acaban estas exposiciones durante la semana, sacan las notas. Que se pueden resumir en tres tipos: suspensos, aprobados con un cinco y aprobados con un seis con asterisco. Sólo estos últimos tienen derecho a exponer públicamente de nuevo una semana después para poder subir nota.

9. Posteriormente a la publicación de las notas se le recomienda a los alumnos suspensos ir a una revisión donde se le darán unas pautas sobre lo que considera el tribunal que tiene cambiar. Pueden recomendarte empezar de nuevo también.

 

Intentar matizar que el carácter privado de la universidad no debiera estar relacionado con la facilidad en la obtención del título. De hecho las actas de las notas de los últimos meses muestran porcentajes de suspensos superiores al 50% en el PFC. Las universidades privadas tienen el “hándicap” de las críticas vertidas sobre su facilidad para aprobar o no porque se paga. Como todo en la vida, los habrá que se salgan de lo que debería ser normal. Pero lo único que ha ocurrido con esto es que el nivel de exigencia en PFC sea “bestial”, con el fin de dar nombre a la universidad. Algo así han vivido otras universidades como Valladolid, que ha cometido el error de intentar ganar prestigio en base a la dureza. Los últimos premios de universidades en cuanto a PFC demuestran el altísimo nivel de los proyectos de los alumnos en la Universidad Europea de Madrid.

Defectos que se detectan del sistema:

– El tribunal actual corrige con el expediente en la mano del alumno. Algo que parece poco profesional, subjetivo y que minusvalora al alumno. Que mis notas sean más altas o más bajas no deberían afectar en mí calificación final. El alumno que es capaz de llegar hasta el PFC es tan válido como cualquier otro.
– El sistema de exigencia que presenta el tribunal provoca que la posibilidad que tiene el alumno de entregar en seis-nueve meses se convierta en un calvario que supera en el 90% de los casos el año-año y medio.
– Al alumno se le ofertan unos talleres que van de dos a seis horas de duración semanales que realmente no puede aprovechar, ya que el número de suspensos provocan un “atasco” tan grande que los que llegan nuevos a los talleres tienen que esperar a que los más veteranos aprueben para poder corregir.
-No se comprende que si tu proyecto está tutorado y firmado por un profesor de la escuela, se menoscabe su capacidad con tantos suspensos. O los profesores son muy malos y hay que cambiarlos o el sistema no funciona.
– No se entiende que el alumno tenga que trabajar bajo unos límites de tiempo, con el riesgo de que si pierde sus tres convocatorias del año pueda tener que empezar un proyecto nuevo. No se equipara a la posibilidad de incorporar al alumno a un mercado laboral que ya de por sí es bastante precario.
– No tiene sentido la primera exposición pública si se ha demostrado que previa a la exposición la mayoría de las notas las tienen decididas. Sería más lógico proponer entregas anónimas. O sino, que la exposición pública sea previa a la corrección de tu entrega, teniendo así la posibilidad de explicar previamente en la exposición tu proyecto. en muchos casos el tribunal no llega a entender la complejidad de algunos sistemas desarrollados por el alumno.

 

La información puede tener algunos errores que si alguien detecta se pueden corregir, pero más o menos este es el funcionamiento. Compartimos como comentan otras universidades que no tiene sentido un número tan alto de suspensos, cuando estamos validando los conocimientos de nuestra carrera.

Hemos tenido el gusto de publicar dos proyectos de esta Uniersidad, el de Erika y el de Gonzalo a quien también tuvimos el placer de entrevistar y nos contó sus impresiones acerca del Proyecto de Fin de Carrera y la profesión.

info-cicec

Centro de Intercambio Cultural, PFC de Erika Valle

Al Sur de Madrid, en el barrio de Legazpi y en entorno delimitado por grandes infraestructuras,el Centro de intercambio Cultural España-China, CICEC, formaría junto al Matadero un gran núcleo cultural junto al Manzanares. El proyecto consta de 4 partes programáticas, una residencia, un centro de intercambio comercial, centro de intercambio cultural y centro de celebraciones, todo ello envuelto por una cubierta-plaza que conecta con la actuación Madrid-rio, regalando todo el espacio a la ciudad.

El edificio se compone de dos plantas que se ensanchan o estrechan en función de las necesidades, se busca trazar un sentido peatonal de los alrededores y crear un espacio dinamico, entrada, pasillo y circulación son su conceptos clave.

Se busca la unidad y continuidad del conjunto a través una fachada que unifica el proyecto,  formada por unos paneles que se repiten transversales a todo el perímetro de y cuyo  ritmo cambia en función del ambiente exterior, mas tupida cuanto más hostil es el entorno para abrirse al interior abrazando la plaza urbana.

    

La estructura es de hormigón prefabricado, pilares con ménsulas en las que se apoyan las vigas en I transversalmente a las fachadas y sobre ellas se apoyan losas alveolares pretensadas siguiendo el sentido del recorrido y facilitando así los cambios de altura de cubierta y forjados.

    

 

El ejercicio fue calificado con un 7 en la Universidad Europea de Madrid en la convocatoria de octubre de 2011.  Puedes seguir la trayectoria profesional de Erika en su web www.todondesign.com.

 

Podéis ver el proyecto completo aquí debajo salvo si navegas desde un Iphone, Ipad u otro dispositivoc que no soporte flash, en tal caso haz clic aquí por favor:  http://issuu.com/todoondesign/docs/_pfc_erika_valle?mode=window

[issuu viewMode=singlePage width=600 height=320 embedBackground=%23000000 backgroundColor=%23222222 documentId=120727060918-c1fd59986e8742c0be4718c2d3eeeb19 name=_pfc_erika_valle username=todoondesign tag=arquitectura unit=px v=2]